📖Storytelling: por qué comunicar a través de las historias

Storytelling: ¿Por qué comunicar a través de las historias?

Imagina que te reunes a tomar un café con un buen amigo que ha regresado de viaje. Poco a poco, se adentran en la conversación y empieza a contarte todas sus aventuras. Su relato te va  enganchando más y más. Cada detalle que te cuenta, te emociona al punto que sientes que tú también quieres vivir esa experiencia.

Seguro te ha pasado algún caso similar, donde una historia te ha hecho soñar. Y es que, independientemente de la edad que tengamos, nos gustan las historias, sobre todo aquellas con las que nos sentimos identificados.

Precisamente de esto se trata el storytelling, una de las técnicas de marketing más poderosas. Y es de este tema del que te quiero hablar en al post de hoy.

¿Por qué las historias?

Quizás te preguntes cómo algo tan simple como contar historias puede ayudarte a incrementar tus ventas. La respuesta es simple: al cerebro le encantan las historias. En palabras de Seth Godin, “las personas ya no compran solo productos, sino relaciones, historia y magia”. 

Las buenas historias despiertan grandes emociones. Estas en consecuencia generan fuertes conexiones. Como resultado, el consumidor se siente identificado con tu marca/destino/producto. Así que:

Frase Storytelling - Selene Orellana - Cocreando Turismo

Tu historia te hace diferente e inolvidable

Así como cada persona tiene una historia única, cada empresa también ¡cuéntala!

Esto te permitirá llamar la atención de tus clientes y despertarás en ellos un interés genuino por querer saber más de tí. Recuerda que, mientras más identificada se sienta una persona con tu mensaje, mayor será la probabilidad de que te compren. 

Elia Guardiola enfatiza también en que, al crear un buen storytelling, despertamos nuestra creatividad; un factor importante para la innovación y el crecimiento continuo de las empresas en la actualidad.

Una buena historia vale más que mil datos

Piensa un momento en dos escenarios:

En el primero, te presento una serie de datos estadísticos, números y tablas que ilustran los beneficios que han tenido clientes en el pasado con mi producto.

En el segundo, incluyo las historia de éxito (testimonios) que algunas personas han logrado con mi producto.

¿Qué escenario crees que te convencerá de comprar de manera inmediata?

La respuesta sería el segundo escenario. Con esto no te quiero decir que los datos no sean importantes, porque claramente lo son. Sin embargo, las historias hacen que esta información se entienda de manera más sencilla, fácil, rápida y entretenida

Recuerda que compramos por emociones. A las personas nos interesa saber cómo ese producto va a resolver nuestro problema. En otras palabras, queremos saber cómo nos va a ayudar y no tanto cuáles son sus especificaciones técnicas.

Diferentes escenarios, siempre storytelling

Desde mi punto de vista, siempre puedes contar una historia para promocionar un producto, porque las historias nos inspiran. Sin embargo, para saber qué debes comunicar, vale la pena tomar en consideración en qué nivel del proceso de compra se encuentra tu cliente potencial. 

Imaginemos que la persona ya ha identificado que tiene una necesidad. Lo que hará a continuación, es buscar información de las opciones que existen en el mercado que pueden cubrir esa necesidad.

Su investigación lo ha llevado a varias opciones, dentro de las cuáles está tu producto. Luego de evaluarlas todas, se decide por tí y procede a realizar la compra. 

Posterior a la compra, tu cliente se habrá llevado una impresión tanto de tu producto, como de tu empresa. Esta impresión es lo que lo motivará a querer repetir la compra  y a recomendar, o no, tu producto con sus allegados.

Entonces, podrías aplicar técnicas de storytelling para atraer a tu cliente. Luego, brindarle una experiencia memorable, para así lograr que la historia que ellos cuenten a sus familiares y amigos, sea lo suficientemente buena, para que ellos también quieran vivir esa experiencia con tu empresa. 

Nota: Pon especial atención a la historia que tus clientes cuentan de tí. Esto te dará buenos argumentos para incluir en tus futuras comunicaciones.

Consideraciones al momento de estructurar tus historias

Para crear tu historia, es importante que primero conozcas a qué público te vas a dirigir y qué emociones genera tu producto. Además, recuerda que toda buena historia tiene una moraleja, por lo tanto, no olvides definirla.

Una vez tengas lista esta información, es tiempo de estructurar el guión de tu historia y para ello, puedes seguir unas pautas sencillas. Aurora Michavila, experta en comunicación de impacto, ofrece un curso básico gratuito de storytelling al suscribirte a su página web. A continuación, te resumo algunas de sus recomendaciones:

Antes que nada, recuerda incluir solamente el contenido justo y necesario. Mientras más simple, mejor. Ahora, para que tu historia sea potente, tiene que tener un personaje principal.

Este personaje, tiene un deseo o una necesidad que quiere satisfacer, pero para hacerlo, debe superar una serie de conflictos o problemas. Tu público objetivo debe sentirse identificado con este personaje.

El éxito de una buena historia, es que genere interés por lo que viene después y esto se logra con una buena estructura dramática. Comienza haciendo un borrador, incluyendo lo siguiente:

1️⃣La escena de partida: Aquí introduces y describes al personaje principal.

2️⃣El detonante: Presentas el conflicto o problema al que se enfrenta el personaje. 

3️⃣El desarrollo de la acción:  Relatas la manera en la que se enfrenta el protagonista a ese conflicto. 

4️⃣El climax: Las cosas se ponen peor. En esta parte, describes el  elemento más importante de la historia. Ese suceso o decisión que hace que nuestro protagonista triunfe o falle. 

5️⃣El desenlace:  Aquí redactamos la moraleja de la historia.  

Una vez hayas terminado, deja a tu historia descansar unas horas o el tiempo que consideres. Luego, vuélvela a leer y filtrala.

Recuerda lo que te comentaba anteriormente: menos es más. Simplifica y define si hay cosas que puedes expresar con menos detalle. Pon atención a aquellas partes que despertarán emociones intensas y enfócate en ellas incluyendo palabras o expresiones que las refuercen.

Últimas recomendaciones

Acompaña tus historias con títulos que enamoren e imágenes de calidad o vídeos que emocionen.

Una pequeña recomendación respecto al tema de las fotos: incluye personas. Estas deben ser parecidas a tus potenciales clientes porque así, se sentirán más identificados.

Si tienes fotos propias, mucho mejor. Pero si no, existen bancos de imágenes como Pixabay, donde te las puedes descargar de manera gratuita.

Espero que con este artículo te haya motivado a aplicar el storytelling en tus próximas comunicaciones. Es un proceso creativo, que te permitirá también conocer más a tu empresa, productos y clientes. 

Te recomiendo el curso de Aurora Michavilla y también escuchar su podcast ¿Hablas o impactas? te dará muy buenas ideas y recomendaciones para cautivar al público con tus presentaciones.

Como siempre, ya sabes que puedes compartir este post si conoces a alguien a quién le pueda interesar y, si no lo has hecho todavía, te invito a suscribirte al blog.

Nos vemos en una siguiente entrada y que tengas un excelente día.

Con cariño,

Selene Orellana

Recursos consultados

Suscríbete y recibe de regalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tenemos que utilizar cookies propias y de terceros para mejorar el funcionamiento de nuestra web. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Quiero más información
Privacidad